martes, 30 de julio de 2013


Stephenson, Manca y la locomotora de vapor
(o como construir usted mismo una vaporera).

Esta nota está dedicada a uno de los amigos que me dio la afición al ferrocarril en Córdoba, Antonio Manca, quién siempre, junto a su familia, nos abrió las puertas de su hogar y de su taller, para compartir con el grupo esta locura por los trenes.


Este es Manca... viajando en un vagón de carga del Ferrocarril Piedra Baya de Pablo Jackel (Carpintería, San Luis)...


Pablo, en colaboración con otra gente, fabricó para su ferrocarril esta locomotora alimentada con un motor naftero, marca Honda, con trasmisión hidráulica a las ruedas motrices...


Por una cuestión de "romanticismo ferroviario" Pablo escondió la mecánica naftera en una carrocería "símil vapor" para sumar encanto a su ya encantador paseo ferroviario al pié de las Sierras de Comenchingones, cerquita de Merlo.  Pero el sueño del vapor vivo seguía y sigue latente... él y todos imaginamos una máquina de vapor real resoplando en la serpenteante y mágica traza del Piedra Baya...

Este ferrocarril nos regala en cada visita postales dignas de los grandes ferrocarriles turísticos, y como tal ya es un sueño cumplido para Pablo y para su esposa Trudy, que le dieron forma y vida...

La zorra que muestran estas fotos fue la primer incursión de Antonio Manca en la trocha 10 1/4" (26 cm), una de los estándares en este tipo de ferrocarriles de parques, esta separación entre rieles es la más pequeña que permite llevar dos pasajeros a lo ancho en un vagón...

La demostración del funcionamiento de la distribución de vapor en una locomotora fue esta maqueta de madera que Manca construyó y hace andar (motor eléctrico mediante) en las exposiciones donde llevamos los trenes en miniatura... 


El color rojo representa al "vapor vivo" proveniente de la caldera, que entra al cilindro; mientras que el color azul representa al vapor expandido (gastado) que escapa del cilindro.  Las bielas de distribución se encargan de mover al cilindro superior (de distribución) alternativamente hacia un extremo y otro, abriendo y cerrando los canales de vapor vivo y de escape.


nos muestra la clasificación (Notación White) de las máquinas de vapor según su rodado.  Los círculos más chicos representan a las pequeñas ruedas portantes o guías (no tractivas), y los grandes representan a las ruedas tractivas, generalmente vinculadas entre sí por las bielas.

Observando el chasis de la locomotora de Manca, deducimos que su rodado es Ten Weel (10 ruedas), expresado en cantidad total de ruedas: 4-6-0 + 4-4 (4 ruedas portantes o pony delantero, 6 tractivas, sin ruedas bajo la cabina + 2 boguies de 4 ruedas cada uno en el tender o carbonera).
Este chasis fue expuesto por primera vez en 2006 en la segunda muestra de ferromodelismo que organizamos en Unquillo.

Para entender un poco más el despiece que iremos mostrando sumamos esta foto de http://www.gilesfavell.seriouslyinternet.com/Construction%20information.htm donde se aprecian los cilindros de distribución (superior), e impulsor (inferior), las vielas, el chasis que oculta las ruedas (debido a lo angosto de la trocha, las ruedas son internas), y los contrapesos de las ruedas (que para regocijo de los ojos son externos)


En esta otra foto de http://www.gilesfavell.seriouslyinternet.com/Construction%20information.htm se aprecia el detalle de la suspensión individual de un eje, la rueda interna, el chasis, y las bielas y contrapeso por fuera.
Un buen ejemplo de ruedas dentro del chasis y contrapesos por fuera son las Baldwin de La Trochita...



La construcción paso a paso (no lo intenten en casa)

El pony delantero fue la primer gran pieza hecha por Antonio, observar detalles de la suspención... aquí se lo ve en pruebas de rodadura en las vías de Piedra Baya...

Los cambios de vías de la estación terminal superior (Mirador) también son trabajo de Manca...



Material en bruto del despiece de los cilindros de vapor y contrapesos.

El silbato sacado del molde hecho en aluminio. 


Corte de los frentes de los cilindros.


Mecanizado de los frentes de los cilindros.

ya se han trazado los canales por donde pasará el vapor; los cilindros ya fueron mecanizados.


Calado de los canales para el vapor.

Los canales terminados.

Mecanizado de los cilindros.


El conjunto de cilindros ya en proceso de montaje.


Vista superior de los cilindros durante el armado.


Otra vista del momento del armado de cilindros y en primer plano un enganche tipo "mandíbula", que es una copia en pequeño tamaño de los enganches del Ferrocarril Belgrano.

Mecanizado de los contrapesos para las ruedas.

El contrapeso casi terminado.


Mecanizado de los ejes.

La torta de material en bruto para una rueda motriz.


Mecanizado de una rueda motriz.

Otra vista del mecanizado de la rueda.

La "1er. HIjona", rueda lista para montar el par sobre el eje.

Ejes, contrapesos y ruedas motrices, todo listo para montar.


Antonio cortando el gran caño que conformará la caldera para calentar el agua y hacer el vapor.




Cuanto más avanza este hombre, más ansiosos nos ponemos...


Despiece y armado de las cajas graseras para las puntas de eje del tender. 


Cajas graseras armadas.

Mecanizado del interior de las cajas.

Diseño de la tapa de una cajita grasera con la sigla del fabricante: "Manca & Leiva"

Observar el enganche presentado en el frente.
El chasis fue una de las primeras concreciones, se expuso en varias muestras, pero luego la obra se freno hasta que Antonio adquirió el torno que le ayudó a avanzar con el tren de rodaje, lo que le permite no depender de mano de obra externa...


El pony montado en el chasis.


Primeras piezas del sistema de suspensión ya montadas en el chasis.


Mecanizado de las ruedas del tender.


Otra vista.


Los pares de ruedas ya montados en sus ejes.


Lateral del boguie del tender y sus cajitas graseras.


Boguie ya armado con su suspensión.


Ambos boguies para el tender.


Soportes para la timonería de freno.


Los platos para el apoyo del tender en sus boguies.


Sistema de frenos ya montado, observar las zapatas de madera (igual material tienen los coches del subterráneo Linea A, en sus zapatas de freno, vehículos que se retiraron con casi 100 años de servicio).


Vista de la timonería de freno del boguie del tender.

Seguiremos el proceso paso a paso.
A pesar de conocer el trabajo y la habilidad de Manca, no dejamos de sorprendernos con cada pieza que termina, y ansiamos ver esta joyita terminada y funcionando en la vía.

Ojalá les haya gustado este informe, espero los comentarios...
Continuará...